domingo, 18 de enero de 2015

DESMONTANDO A WATERLOO

No hace mucho tiempo comentaba a un compañero blogguero mi primera y hasta ahora única experiencia con la cerveza Waterloo. Fue, como no podía ser de otra forma, en Waterloo, en la tienda del museo que rememoraba la famosa batalla.

Por entonces, bastante mejor conocedor del panorama cervecero belga de lo que soy ahora, me  invitaron a que probara sus variedades de cerveza, desconfiando de que nunca hubiera oído hablar de dicha cerveza.  

Me pareció un producto más elaborado ”ad hoc” para los despistados turistas, que sacado de la tradición cervecera local, como trataban de destacar una y otra vez. La verdad, es que no me entusiasmó demasiado, tomada en la tienda del museo y en vasos de plástico tampoco me extraña. Encima tanto las botellas como los bonitos packs tenían un precio que consideraba abusivo, así que ahí quedo todo.


Recuerdo que al volver a España investigué quien era el fabricante y constaté que era una cervecería de las grandes, lo cual confirmó mi teoría de que a pesar de lo que pusiera el panfleto publicitario que me dieron, era una cerveza elaborada para turistas.

Hace unos meses, tras muchos años sin haber escuchado nada sobre esta marca, me encontré con varias reseñas donde se atribuía la cerveza a John Martin. Pero lo que realmente me sorprendió fue ver las buenas opiniones que despertaba y que hubiese conseguido abrirse paso dentro de las cervezas belgas… ¿pero realmente era una cerveza para turistas? Investiguemos un poco:

Una de las cosas que más me hizo desconfiar fue el eslogan de “La cerveza de la victoria” y defender que las tropas aliadas dirigidas por el Duque de Wellington bebieron esta cerveza antes de enfrentarse a Napoleón, me parece poco menos que pretencioso, sino inventado directamente.


Lo cierto, es que investigando un poco por la red llegamos a que desde la Edad Media existieron numerosas cervecerías en la zona la mayoría de carácter familiar y local.

Entre ellas, ya en la época de la batalla existen referencias a la “Brasserie Du Marché” en Braine-l’Alleud, a la cual atribuyen los orígenes de la cerveza Waterloo y que estuvo históricamente asociada la imagen de Napoleón.

Su cerveza negra, conocida como “Prima”, de poderes medicinales y que daba energía y valor a enfermos y soldados. Con lo cual, no es difícil imaginar que las tropas aliadas se establecieran, los días previos a la batalla, cerca de la cervecería y bebieran de aquella cerveza, aunque no he encontrado más referencias históricas que las de la propia Cervecería Waterloo.


Pero “Brasserie Du Marché” cerró sus puertas en 1971 y hubo que esperar a principios de este siglo para que unos inversores relanzaran la histórica “Brasserie” o por lo menos su nombre. Entre ellos una elaboradora de peso como es DuBocq. De aquella época data mi visita a Waterloo y es más que posible que estuviesen lanzando sus nuevos productos en aquella cata en la tienda museo.

A pesar de consultar distintas fuentes no he podido confirmar, si esta nueva “Brasserie Waterloo” siguió la misma receta histórica de las cervezas “Du Marché” o simplemente se aprovecharon del nombre y es que aquí esta el “quiz” de la cuestión.


Finalmente en noviembre de 2013, las cervezas Waterloo pasaron a formar parte de las marcas del grupo John Martin, en cuya web se sigue contando, como no, la vieja historia de “la cerveza de la victoria” y su intención de preservar esta cerveza insignia de la región de Bravante.

En cualquier caso, viendo las buenas opiniones que despiertan estas cervezas, creo que debería probarlas de nuevo y más teniendo en cuenta, que recientemente Waterloo Brewery ha sido incluída en la prestigiosa selección de "Finest Beers".



Fuentes: 
Todas las imágenes han sido extraídas de la web www.belgian-beer-tradition.com 
La información ha sido consultada en distintas webs, entre ellas:
http://www.waterloo-brewery.com
http://www.belgian-beer-tradition.com
http://anthonymartin.be/

6 comentarios:

  1. Interesante historia, no he probado esta cerveza, pero leyendo tu entrada me ha despertado la curiosidad...

    La próxima vez que tenga oportunidad de conseguirla, me haré con algún ejemplar...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que probarla de nuevo, ya que como he comentado cuando la tomé no despertó mi interés, pero las buenas opiniones que despierta han conseguido que yo también la probaré la próxima vez que tenga oportunidad.

      Saludos

      Eliminar
  2. Yo aun no la he probado, no se a que espero.....pero leyendote creo que me aligeraré un poco!!!

    Un saludazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comentaba, creo que yo también debo darles una oportunidad, más pausada.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Yo si la e probado pero aunque a gusto personal la cerveza rubia es la mejor de todas, esta cerveza waterloo es de gusto muy intenso y frutado. Hasta ahora e probado dos sabores diferentes y ninguna llamo mi atención es mas si tendría que decir algo diría que son bastantes feas y de gustos invasores

      Eliminar
    3. Yo últimamente he probado la Waterloo 8 y está bien, pero no me entusiasma demasiado. Pero como bien dices, todo depende del gusto personal de cada uno.

      Saludos,

      Eliminar